Alimentos prohibidos en lactancia que deberías evitar

Existen varios alimentos prohibidos en lactancia, todo por diferentes motivos que afectan al bebé. Es necesario conocerlos para poder mantener al máximo la calidad de la leche materna. Quien la tomará es la persona más importante para nosotros.

En ocasiones tendemos a subestimar la importancia de mantener una buena alimentación, incluso desde el embarazo. Pero es vital hacerlo, sobre todo en tiempo de lactancia, porque todo lo que comamos afecta a dos personas. Lo sabemos, pero lo olvidamos y como madre dando pecho no lo deberíamos olvidar.

Y es verdad que muchas ocasiones nos centramos en los alimentos que nos permiten dar la mejor calidad. Pero no debemos olvidar los que merman nuestra leche. Porque será algo que le quitará los beneficios que podría tener.

Es por eso que haremos un repaso por todos esos alimentos que deberías dejar de consumir por el momento, por el bien del bebé. Ya que lo único que harán será que tu hijo no recibe todos los beneficios, siendo que la lactancia materna es esencial para el inicio de su vida.

¿Que no se debe comer durante la lactancia, que alimentos no recomendados?

alimentos prohibidos en lactancia

Algunos alimentos prohibidos son cuando estás dando pecho son y dar mejor salud a los bebés son:

Tomar café

Es posible que seas de esas personas que no funcionan sin tomar antes su taza de café. Pero por el bien de tu hijo, por el momento deberías de reducir su consumo. La cafeína llegará hasta la leche materna sin duda.

El cuerpo de los pequeños todavía no está listo para procesar de igual manera que un adulto esa dosis de cafeína. No es que esté prohibido por completo, pero si deberás tener cierta estrategia para consumirlo.

Por ejemplo, luego de haberle dado de comer al niño y saber que no le darás por varias horas. Puedes consumir un poco en ese lapso para que puedas saborearlo. Y dar tiempo a tu cuerpo que lo procese.

También deberías ver: cómo combatir la anemia en el embarazo

Comer menos perejil

Por lo regular, en cualquier dieta vas a encontrar el perejil como uno de los recomendados. Después de todo, es un alimento que tiene muchos nutrientes. Pero para este momento, como madre responsable sería bueno que redujeras un poco su consumo.

Lee También  Los antojos en el embarazo, ¿cuándo empiezan?

El problema con el perejil es que sus propiedades también pueden hacer que el suministro de leche sea todavía menor. No es que se tenga que prohibir el perejil por completo, pero sería recomendable reducir en mayor medida su consumo. Revisa las recetas de lo que consumes, para excluirlo en caso de ser necesario por el bien de los niños.

Tomar menos alcohol.

Tal vez en otras ocasiones hayas leído que un vaso de vino al día es bueno para el corazón y la salud. Y es cierto, pero mientras estés dando lactancia sería buena idea suspender su consumo en mayor medida. Porque recuerda que todo se filtra hacia la leche.

Dar lactancia cuando tomaste alcohol hace poco tiempo puede causar que este llegue a tu hijo. Por lo tanto, es recomendable también que si vas a consumirlo, sea un poco y luego de haberle dado de comer.

Si te es posible suspenderlo, mucho mejor. De hecho, desde el embarazo. De no ser así, es simplemente tomarlo en un tiempo donde ya no vayas a alimentarlo. Y dejar que pase el suficiente tiempo para que tu cuerpo se deshaga de todo.

¿Qué alimentos están prohibidos durante la lactancia?

Más alimentos que no deberías consumir por el momento, ahora que eres madre de niño o niños de meses.

El pescado.

Esto puede sorprender a más de una persona, después de todo el pescado es de lo más saludable para una dieta. Lo que sucede es que existen algunos que pueden tener altas dosis de mercurio. Y este llegará hasta el organismo de los pequeños.

Deberá consultar con su nutriólogo sobre los tipos de pescado que puede consumir, así como recetas recomendadas. Porque por lo regular confiamos plenamente en el pescado. Pero para temas de lactancia, sí que pueden llegar a tener algunos problemas

Algunos pescados recomendados sería:

  • Atún
  • Lucio
  • Pez rojo

Los cítricos pueden dan problemas.

Los cítricos son otro alimento que por lo regular no causan problemas sino puros beneficios. Pero durante la lactancia, resulta que sus componentes pueden ser muy irritantes. Y permanecen en el cuerpo mucho tiempo esas sustancias.

Lee También  Ideas de como anunciar un embarazo de forma original

Para el estómago del pequeño bebé todavía puede llegar a ser un poco fuerte este tipo de alimentación. Si lo que necesita tu cuerpo es vitamina C, los más recomendables serían los mangos y la piña. Porque varios de sus nutrientes todavía los necesitas.

Tenga cuidado con los cacahuates.

Este es uno de esos casos donde el cacahuate en sí mismo no es un gran problema. El detalle es que podría no saber si su hijo es o no alérgico a este fruto seco. Por lo tanto, recomendaría reducir su consumo por evitar cualquier problema con su bebé, sobre todo si es de meses.

Piense que si su hijo es alérgico y está llenando de este tipo de componentes su leche, el daño podría llegar a ser alto. Por ahora, sería mejor suspender su consumo hasta que tenga cierta edad y no necesite de la leche materna.

Recuerde que junto con todo esto, llevar una dieta balanceada es importante. Pero para no errar sobre lo que debe consumir, pregunte a su médico sobre cuidar a su bebé. Cada persona tiene ciertas condiciones que deberá prestar atención en su alimentación.

De esta forma, evitarás que lo que parezca un consumo sano termine por lastimar al pequeño y mermar su salud de los bebés. Lo que haría sin duda una madre preocupada.

Cuidado con alterar el sabor de la leche materna del bebé.

Un punto importante a tomar en cuenta, es que ciertos alimentos pueden causar que el sabor de la leche materna cambie. Esto podría llegar a ser la causa que un bebé no quiera estar comiendo, aunque se encuentre bien de salud. Podríamos incluso pensar que se encuentra enfermo.

Algunos alimentos prohibidos durante la lactancia, debido a que cambian el sabor, son todos esos que suelen ser demasiado intensos. Algunos ejemplos de ello son:

  • El ajo
  • Cítricos
  • Picantes
  • Espárragos
  • Cebolla

Si bien no tienen efectos secundarios en el bebé, su sabor intenso puede causar que no quiera comer, afectando su alimentación y rechazando el pecho. Por eso lo más recomendable sería dejar de lado, aunque sea de forma temporal, su consumo.

Es por eso importante revisar las recetas que vayamos a consumir, buscando en sitios como Facebook o especializados. Pueden ser buenos para nuestra salud, pero estos ingredientes causarían que la buena dieta del bebé termine alterada. Esto es de vital importancia para los niños, sobre todo en los primeros meses.