Aprende a reconocer los síntomas de un derrame ocular y como actuar

Califica este post

Los derrames son peligrosos y deben ser atendidos rápidos. Nuestra sangre y otros líquidos corren por el interior de nuestro organismo, atrapado en un circuito. Y por algún tipo de motivo, la sangre termine por salir.

Esto por supuesto no es bueno y debe ser atendido. Existen derrames de muchos tipos, siendo el más conocido y comentado el derrame cerebral. Pero hoy vamos a hablar del derrame ocular y saber cómo identificarlo.

Es por eso que el día de hoy veremos los signos más comunes de este tipo de derrame. Por supuesto, en caso de presentarse lo mejor que puedes hacer es acudir rápidamente con el médico. Para evitar complicaciones.

Tipos de derrame ocular.

reconocer los sintomas de un derrame ocular

En realidad, podemos decir que existen dos tipos de derramos oculares.

Derrames externos.

Este tipo de derrame es el más común, y al mismo tiempo, puedo decir que es el la más inofensiva. En este tipo de derrame, podemos notar como en el ojo hay una pequeña marca roja. Pero esta puede crecer posteriormente.

Este tipo de derrame no suele ser peligroso ni tampoco doloroso. De hecho, lo más que puede llegar a pasar es que tenga algún tipo de molestia, como cuando sientes que se mete una basura. Lo mejor que puedes hacer es cerrar el ojo.

Igual puedes comprar lágrimas artificiales para poder limpiar. Este tipo de derrame puede ocurrir en cualquier circunstancia y a cualquier persona. Por lo regular, se encuentra asociado a aumentos súbitos de la presión del cuerpo.

Por lo tanto, puede llegar a ocurrir por algo tan simple como estornudar. Son pequeñas heridas que no deberían causar tanta preocupación y terminan por desaparecer a los cuantos días. Simplemente, dejó manchado el ojo.

Sin embargo, siempre hay que tenerlo bajo vigilancia, pues en dado caso de repetirse sí que sería mejor que un oftalmólogo lo revise para cerciorarse que todo va bien.

¿Quieres conocer los beneficios de caminar después de comer?

Derrames internos.

Estos debemos decir que son los más peligrosos, ya que pueden estar relacionados con un derrame en la córnea. En estos casos, lo que puede notarse más que nada es el obscurecimiento de la región del iris.

Se nota como más oscuro, como si por dentro estuviera lleno de sangre.

Otro signo es que puede ocurrir dolor, a diferencia del derrame externo donde no pasa de ser una molestia.

Igual debido al derramamiento de sangre, puede llegar a nublar la visión de alguna manera, por lo que terminará por afectar la vida diaria. En algunos casos, la parte del iris puede terminar por ver que sobresale la parte del iris más que lo demás.

Este es el caso más peligroso y deberás ir con un oftalmólogo de manera urgente. Pero al mismo tiempo, es el menos común y será solo en contados casos.

¿Entonces no debo preocuparme por los derrames?

Por lo regular es una lesión temporal y que en la mayoría de los casos no te va a presentar problemas. Es bastante común, pero puede terminar por asustar a las personas debido a que es muy llamativo tener sangre en el ojo.

De hecho, tampoco es difícil que vuelve a ocurrir una vez más, ya que puede la lesión no haber sanado. Pero son micro lesiones y en la mayoría de los casos solo ocurrirá el derrame una sola ocasión.

Por otra parte, tampoco es un indicador fiable que una persona tiene la presión alta. Puede llegar a suceder a cualquiera en cualquier momento, por lo que no tiene por qué tomarse como síntoma de algún tipo de enfermedad.

Leave a Reply