Como calmar el dolor de espalda en el embarazo

Califica este post

El embarazo es una etapa muy bonita, en donde al final del camino podrás conocer a tu nuevo hijo o hija. Un tiempo que las mujeres gozan bastante, pero a decir verdad, también hay sus momentos duros. Hay dolores que llegan.

Al estar llevando a un hijo en tu interior quieres decir que estas llevando ahí a un pequeño ser humano que tiene peso. Y por supuesto, esto termina por tener diversas consecuencias. Entre ellas, un gran dolor de espalda.

Es por eso que ahora veremos algunas formas de lograr calmar dicho dolor de espalda. Ya que puede llegar a ser bastante molesto e insistente. Y de no atenderlo, podría volverse una constante para todo el periodo de gestación.

Como calmar el dolor de espalda en el embarazo.

como calmar el dolor de espalda en el embarazo

Primero debes conocer las causas concretas que causan el dolor:

  • Al llevar al feto es bastante probable que, además del peso, adoptemos posturas poco cómodas para nuestras cervicales. Podremos encontrar comodidad temporal, pero al mismo tiempo terminaremos por dañar la espalda.
  • La posición del bebé en el cuerpo puede terminar por comprimir los nervios. Esto terminará por causa que haya dolor debido a que se encuentran presionados de manera casi permanente.
  • El caminar hace que, por gravedad, el bebé se balancee. Esto termina por realizar contracciones de músculos que pueden dar pie al dolor de espalda.

Hay varios motivos, incluso en algunos es  hormonal lo que vuelve todavía más fácil de lograr ese dolor. Es por eso que para remediarlo.

Aplicar calor.

Una manera de poder remediar este dolor será por medio de aplicarle calor a la zona. De hecho, puede lograrse por medio de un simple masaje, en donde terminemos por calentar nuestras manos. Y luego aplicar en la zona.

Pídele a tu pareja que te haga un pequeño masaje en la zona adolorida. Esto terminará por mejorar la circulación de la sangre, lograr que los músculos se relajen y hacer que el dolor en general termine por disminuir.

También puede color telas calientes y similares en la zona para lograr el resultado. Pero ten en cuenta que es solo algo que se encuentre ligeramente caliente. No apliques nada que pueda ser incomodo e incluso termine por quemar.

Ver también: ¿es malo agacharse estando embarazada?

Dormir de una manera cómoda.

Esto puede parecer una obviedad, pero muchas mujeres por el cansancio del día, no se toman el tiempo suficiente para acomodarse a dormir. Vas a pasar varias horas en la misma posición, por lo que deberás de tener la mejor.

El uso de las almohadas de manera estratégica es una de las mejores para el caso. Por ejemplo

  • Coloca una almohada en medio de tus piernas, para disminuir la presión de la espalda baja.
  • Coloca una almohada debajo del abdomen, permitirá ayudar a soportar el peso del vientre.
  • Una almohada detrás de ti, que te permita apoyarte para lograr una comodidad extra.

Con este uso de almohadas vas a lograr que tu cuerpo se encuentre más cómodo que simplemente acostarse. O colocar una almohada en la espalda que sea poco beneficiosa.

Más trucos para aliviar el dolor de espalda en el embarazo.

Toma una postura ideal.

Durante todo el día hay que estarse moviendo, por lo que se terminarán por adoptar diversas posturas. Muchas de ellas son las causantes del dolor, por lo que deberás tener algunas saludables:

  • Trata de mantenerte con la espalda recta, porque al curvearte harás que el peso se concentre. Endereza la espalda, buscando que las orejas, hombros y la cadera se encuentren en línea.
  • Cuando te sientes, no vayas a cruzar las piernas. El motivo por el cual no hacer esto es que terminas por interrumpir la circulación de esta forma.
  • Trata de tener metidos los músculos del abdomen. Esto terminará por servir como una especie de corsé natural para la espalda baja.
  • Si vas a pasar mucho tiempo sentada, es una buena idea colocar una almohada en la espalda. Que ayude a enderezar y servir de apoyo para tu espalda.

Y por supuesto, durante esta temporada no uses nada de tacones.

Elimina todo esfuerzo para la espalda.

Cuando una mujer se encuentra embarazada, muchos piensan que no pueden ya realizar actividades en general. Pero la realidad es que son mucho más capaces de lo que puedes pensar. Sin embargo, no por eso debes intentar probarlo.

Por lo tanto, si hay actividades en donde tengas que hacer uso de la fuerza de tu espalda, pide ayuda. Como alzar algo o incluso cargar otro niño. Lo podrás hacer, pero terminarás por agotar la espalda.

Y tienes todo el día para seguir alzando otra clase de peso. Por tal motivo, es buena idea tener cuidado extra y no estar forzando de ninguna forma a tu espalda.

Si estos tips sientes que te ayudaron de alguna forma, no dudes en compartirlo para que otras personas puedan de igual forma utilizarlos.

Leave a Reply