Cómo ejercitar la memoria para estudiar con trucos y buenos hábitos

Califica este post

Hoy veremos cómo ejercitar la memoria para estudiar. Y es que aunque se dice que lo principal para poder aprender lo mejor es la comprensión, también es un ejercicio de memorización. Realmente tienes que tener ambos aspectos.

Hoy en día, para fines académicos, no siempre sirve solo entender algo y explicarlo con nuestras propias palabras. Es lo ideal ciertamente, porque hemos comprendido a fondo el tema. Pero a veces quieren definiciones exactas.

No es raro que te pidan las definiciones exactas para poder aprobar los exámenes. En donde te pidan memorizar nombres, fechas u otra clase de elementos. Es por eso que se vuelve tan necesario tener buena memoria.

Sin embargo, algunas personas sienten que nacen con mala memoria. ¿Se puede hacer algo para remediarlo? Pues sí, la memoria puede ser ejercitada para lograr mejorarla y podamos recordar todavía más.

Las mejores formas de como ejercitar la memoria para estudiar.

como ejercitar la memoria para estudiar

He aquí algunos métodos que te pueden servir.

Sal a caminar antes de estudiar.

El ejercicio siempre es bueno para el cuerpo, y como verás, hasta niveles que muchas ocasiones no vas a creer. Nuestra memoria puede ser activada por medio del ejercicio, con una caminata bastará para poder hacerlo.

Si requieres estudiar o ya estás a punto de presentar el examen, con caminar 20 minutos estarás activando las funciones de tu cerebro. Es como si calentaras el cuerpo para correr, la mente de igual forma terminará por despertar.

Cuando estudies, habla en voz alta.

Un método bastante tradicional para mejorar la memoria, es que cuando estés estudiando digas en voz alta todo lo que quieras memorizar. Es una manera de apoyar a tu mente, pues todo estará entrando por el oído.

Por lo regular, estudiamos usando únicamente nuestra voz interna. Pero podrás memorizar hasta un 50% si hablas en voz alta todo. Por supuesto, no vayas a estar usando este método mientras te encuentras en una librería o lugar donde puedas perturbar.

¿Quieres aprender a cómo reducir el estrés mental?

Explícale a alguien lo que has estudiado.

Una buena forma de poner a prueba tu memoria y que mantienes los conceptos, es explicar lo que has estudiado. Pídele a alguien que te escuche por un momento, que le puedas hablar de lo aprendido. No importa que no lo memorice dicha persona.

Le puedes explicar esas clases de historia, explicándole los motivos y diciéndole fechas específicas, por ejemplo.  Todo esto ayudará a que tu memoria sea ejercitada de otra manera, pues terminarás de asimilar todos los conceptos.

¿Cómo puedo mejorar mi mente para estudiar?

Otras estrategias para ejercitar la memoria son:

Date pequeñas recompensas por recordar.

Este método es recurrir a tu estómago, por ejemplo. Piensa que tienes una golosina o algo que te gusta comer mucho. Puedes empezar a utilizarlo para mejorar tu memoria. Primero, no lo comas de manera regular ya.

Lo segundo que tendrás que hacer es ponerte metas dentro de tu estudio, como recordar algo o llegar hasta cierta página. Tú sabrás administrarte, pero lo importante es que cuando hagas algo bien, te des a ti mismo una botana de premio.

Dibuja diagramas para comprender mejor.

Los seres humanos somos seres visuales, todo lo que vemos terminamos por llevarlo hacia nuestra mente. Si vemos gráficos, terminamos por acudir a cierta estructura mental que nos permite aprender mucho mejor.

Es por eso que hacer diagramas que te permitan tener una imagen visual de lo que estas estudiando será una gran ventaja. No dejes de crear todo tipo de diagramas, algunos conceptos difíciles pueden terminar simplificándose de esta forma.

Toma pequeños descansos al estudiar.

Muchas veces cuando estamos desesperados por aprender todo lo que tenemos pendientes, podemos caer en el error de estudiar sin parar. Esto terminará causando que nuestra mente termine agotada.

Lo que podemos hacer es que por cada hora de estudio, tomemos un pequeño descanso de unos 10 minutos. Podemos caminar, acostarnos, etc…algo que distraiga nuestra mente un momento. Ayudará a refrescarnos y seguir adelante.

Estudiar en grupo puede ser una buena idea.

Si tienes la oportunidad de estudiar con otras personas, puede llegar a ser una buena idea. De esta manera, lograrán poder poner en práctica varios tipos de los consejos aquí dichos. Por ejemplo, dibujar diagramas o estar haciéndose preguntas entre ustedes.

Además, si el grupo es serio en lo que se encuentran haciendo, será más difícil que se distraigan. Saber que estas estudiando con otros te obligará a seguir trabajando mientras ellos estén. Es por eso necesario tener un grupo serio y no uno que pronto se ponga a jugar.

Duerme bien luego de estudiar.

Muchas veces por la presión de un examen, terminamos por estudiar toda la noche. Siempre alguien te va a contar la historia de cómo no dormía. Y que eso implicaba sacrificio, por lo que no deberías quejarte.

Pero es verdad también que más no siempre es mejor. Deberás estudiar de manera eficiente y descansar lo suficiente. De esta forma, darás oportunidad a tu mente repararse y terminar de asentar los conceptos.

¿Conoces alguna otra forma de mejorar la memoria? No dudes en compartirla en los comentarios.

Leave a Reply