Como reducir la ansiedad por la comida y lograr tu dieta con éxito

Califica este post

Vamos a buscar la manera de cómo reducir la ansiedad por la comida. Y es que no hay que decir demasiado sobre porque comemos, comer es uno de los placeres de la vida. Satisfacer a nuestro paladar es algo que nos pone demasiado feliz.

Sin embargo, todos los excesos son malos como siempre. Muchísimas personas llevamos demasiado lejos este gusto por comer. Y sí, me incluyo, que en el pasado era de estar buscando comer a todas horas.

Pero llega el momento en que te das cuenta que no deberías comer tanto. Ya sea por salud o estética, comer en demasía es algo que puede afectarnos de muchas maneras. Y llegamos al punto en que decidimos dejar de comer tanto.

Pero ahora vienen las consecuencias, tal vez estamos acostumbrados a comer a toda hora. O comer ciertos postres que nos hacen feliz. Y cuando comenzamos a restringirlos, empezamos a tener ansiedad por ella.

Esta ansiedad puede ser controlada, para ello te daré algunos tips que en lo personal me ayudaron mucho.

¿Cómo controlar la ansiedad por la comida?

como reducir la ansiedad por la comida

Te ayudaré con algunas ideas.

Consume alimentos integrales.

Es verdad que debemos dejar de comer tanto, pero también es verdad que eso se debería dejar de hacer gradualmente. O también en buena medida, sustituirlo por alimentos más saludables. Los alimentos integrales son un buen ejemplo de ello.

En primer lugar, los granos integrales dan una sensación de saciedad que permitirá no tengas más ganas de estar comiendo de forma constante. Eso es ideal para quitar esa ansiedad, pues con el estómago lleno es más fácil.

Por otra parte, los nutrientes que contienen dejarán a tu organismo bien nutrido. Por lo tanto, este último no estará solicitando de manera urgente otro tipo de comida. Recuerda que la falta de nutrición puede provocar también mucha hambre.

Consumir arándanos.

El arándano es otro fruto que podrías utilizar como un buen aliado. Es considerado un súper alimento, que contiene una alta cantidad de vitaminas, minerales y otros nutrientes. Pero para este caso, podemos sacarle otro tipo de provecho.

Y es que ayuda también a aliviar el estrés. Eso es debido a la variedad de antioxidantes que posee. Por lo tanto, consumirlo hará que estés matando dos pájaros de un tiro, pues estarás comiendo y a la vez consumiendo algo contra la ansiedad.

¿Quieres aprender a cómo empezar una dieta y no dejarla?

Salmón contra la ansiedad.

El pescado en todas sus variedades es bueno para la salud. Pero en este caso que buscamos reducir la ansiedad, el salmón es el elegido. El secreto se encuentra en la vitamina D así como en el Omega 3 que posee.

No todos saben esto, pero es que muchos trastornos de ansiedad se encuentran relacionados con inflamaciones en el cerebro. Hacen que veamos todo de otra manera, por lo que la ansiedad se hace presente.

Consumir salmón en base regular permitirá que esa ansiedad sea controlada por medios naturales. Prepáralo de la manera más fresca posible para mantener todas sus propiedades al máximo.

¿Cómo puedo hacer para bajar de peso y no tener hambre?

Aquí tienes otras ideas:

Haz más comidas al día.

Lo que quieres es comer, ¿no es así? Y es probable que lo único que necesites es aumentar el número de ocasiones que comes. Esto en realidad te ayudará de dos maneras:

Permitirá que comas más ocasiones al día, por lo que no tendrás tanta ansiedad. Muchos lo único que quieren es estar masticando, ¿no es así? Comer varias ocasiones permitirá eso.
También es bueno para el metabolismo, porque de esta forma permites que el organismo trabaje de manera relajada, aunque constante. Comer muchas veces es bueno.

De esta forma, estarás logrando comer todo el día, de cierta manera.

Consumir té de manzanilla.

Los tés son formas muy buenas de lograr varios resultados. Y para quienes quieren andar comiendo todo el día, tomarse un té de manzanilla puede ayudar a calmarlos. Al igual que el salmón, contiene altas cantidades de antioxidantes.

Estos permiten luchar contra la inflamación del cerebro. Y al ser una bebida inofensiva para el organismo, puedes consumirla incluso más de una vez al día. De esta forma, podrás estar calmando esos nervios por comer.

Toma agua para llenarte.

Es verdad que no vas a llenar el estómago tomando agua. Pero también es cierto que muchas ocasiones cuando queremos comer son por puro “ocio”, estando todo en la mente. Tomar agua podría ayudar.

Esto se ha comprobado que permite calmar un poco esas ganas de comer, ya que da un poco sensación de saciedad.

Y por otra parte, también es verdad que en ocasiones se puede confundir la sensación de tener sed con la de tener hambre. Beber un poco de agua sin duda permitirá lograr apagar esa sensación en caso de que únicamente fuera agua lo que necesitabas.

Si este artículo te pareció bueno de alguna manera o que ayuda a alguien más, no dudes en compartir con otras personas.

Leave a Reply