Dejar de comer engorda, ¿es verdad o un mito?

Califica este post

En ocasiones nos podemos llegar a encontrar con situaciones que podemos llegar a pensar que no tienen ningún tipo de sentido. Para nuestra lógica, al estar comiendo, lo que podemos llegar a causar es que engordemos.

Entonces también nos suena lógico que si dejamos de comer, empecemos a adelgazar. Este principio algunas personas lo reflexionan y piensan que si se saltan comidas, por ejemplo, podrían empezar a adelgazar.

Pero al contrario, al estar haciendo esta práctica podrían ganar todavía más peso. ¿No tiene lógica para ti? Ahora veremos un poco más de esa situación, que para algunos puede llegar a ser la cosa más rara del mundo.

Dejar de comer engorda.

dejar de comer engorda

Hoy las personas pueden llegar a dejar de comer y saltarse comida a propósito. Algunos motivos son:

Tienen demasiada prisa, porque el ritmo de vida de hoy en día es demasiado alto. Se encuentran yendo de aquí para allá, por lo que no tienen tiempo para muchas actividades. Entre ellas, se olvidan de comer en ocasiones.

Piensan que han ganado algunos kilos y por lo tanto, si se saltaran una de las comidas estarían adelgazando. Todo esto bajo la lógica que su cuerpo al no sentir alimento, terminará por absorber de la grasa existente.

Ver también: beneficios de comer pan dulce.

Por cansancio, puede ser que por ejemplo lleguemos del trabajo. Y estemos tan cansados que lo único que vayamos a querer sea dormir, por lo que terminaremos por brincarnos la comida. No es algo que deberíamos tomar como costumbre.

Comer es algo bastante importante, porque nos permite recuperar los nutrientes que hemos perdido. Pero por otra, también puede terminar por causar que empecemos a ganar algo de peso.

Necesitamos controlar las horas para comer y no engordar.

Nuestro cuerpo requiere que le demos alimento de una forma estratégica para que pueda aprovechar todos los nutrientes. Dejar de comer de ninguna manera es una opción, algo que deberíamos de ir descartando desde ahora.

No debemos dejar tantos espacios sin comer y lo mejor que podríamos hacer es hacernos un horario al que nos apeguemos. De esta forma, el cuerpo “sabrá” en que momento va a terminar por recibir su alimento.

Lo que sucede a grandes rasgos es que de no hacerlo terminaremos por desarrollar hipoglucemia. Esta última es una de las grandes culpables por las que podríamos terminar comiendo todo lo que encontremos en nuestro refrigerador.

Cuando esto sucede, los niveles de azúcar en la sangre terminan por bajar. Por lo tanto, necesitamos encontrar una manera de poder recuperarlos y es cuando nos entran unas ganas desesperadas de comer.

Y aun así ahí no acaba todo eso, sino que tendremos una subida de adrenalina que, entre otros factores favorecerá que volvamos a comer.

Bueno ahora pensarás que podrías controlar esto con fuerza de voluntad, si sabes que tu cuerpo pedirá toda esa comida.

Pues bien, no es solo que vayas a estar de mal humor y tu cuerpo pida comida. También por dentro hay otro tipo de cambios, que para efectos de explicación, podríamos decir que tu cuerpo entra en una especie de modo de ahorro de energía.

Esto hará que tu metabolismo vaya demasiado lento, porque está en un modo de emergencia digamos. Y entonces, la próxima vez que termine por caerle alimento, lo primero que hará será convertirlo en grasa.

Pues como “pensará”, no sabe si terminará por caer comida pronto y por lo tanto lo mejor es reservar un poco esperando mejores. Piensa en cuanto terminarás por engordar si tienes la costumbre diaria del ahorro.

Otras consecuencias de no comer de manera adecuada.

Ya sabemos ahora que engordaremos. Pero al no hacerlo también podemos llegar a tener otro tipo de consecuencias, como el desarrollo de enfermedades. Podemos llegar a desarrollar problemas como:

  • Hipertensión.
  • Diabetes.
  • Desnutrición.

Lo mejor que podemos hacer por nuestro organismo es comer de manera saludable tres veces al día. Y sobre todo, si tenemos que prestar especial atención a uno, es jamás brincarse el desayuno por ningún motivo.

Es el alimento más importante del día y que terminará por ser el pilar fundamental de la nutrición del resto del día.

Por otra parte, también es recomendado probar con incrementar el número de comidas a 5 o 6 durante el día. Cada una de estas será más pequeña que una comida normal.

La idea detrás de esto es mejorar nuestro metabolismo, porque el cuerpo se encontrará ocupado de manera constante con nuevos y pequeños alimentos.

Si lo que quieres es perder peso, existen varios métodos para ello. Pero no por ese motivo dejes a tu cuerpo sin alimentación, porque no solo saldrá dañado sino obtendrás el efecto contrario que buscabas.

Si piensas que esta información te ayudó y podría serle de utilidad a alguien más, no dudes en compartir esta información para que más personas puedan comenzar a cambiar sus hábitos alimenticios.

Leave a Reply