En que nos perjudica las redes sociales a nuestra vida diaria

Califica este post

Las redes sociales ya son parte de nuestra vida y nuestro día a día. Con ellas podemos enterarnos de muchísima información de lo que pasa a diario. Conocemos incluso en minutos muchas de las noticias del día.

Por supuesto, estamos enterados de las actividades que realizan todos nuestros amigos, quienes oportunamente suben toda la información de su día a día. Todo esto suena bastante divertido y de hecho lo es, pero hay que tomar precauciones.

También es sabido que hay algunos problemas que pueden llegar a causarnos, a perjudicarnos. Es por eso que hoy veremos algunos de dichos problemas. Para evitar que las personas caigan en ellos por abusar de su uso.

¿En que nos perjudica las redes sociales?

en que nos perjudica las redes sociales

Resulta ser demasiado adictivo.

Todo en exceso es malo, lo mejor que podemos practicar es tener moderación. Incluso el agua tomada en demasía puede llegar a perjudicarnos. Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer es hacer uso de ello en cantidades adecuadas.

La naturaleza misma de las redes sociales puede terminar por hacernos adictos a ellas. Estar revisando todo el tiempo que está sucediendo, a tal grado que termine por perjudicarnos para otras actividades.

Personas que se encuentran apenas tienen oportunidad revisando que sucede en su Facebook o Twitter. Incluso, interrumpiendo otro tipo de actividades que se encuentren realizando, por estar yendo a ver qué pasa.

También puede terminar por denotar ese problema el hecho que al no estarlo revisando, comiences a tener abstinencia. Cualquier adicción es mala y perjudicial, por lo que habrá que aprender a controlarla.

Ver también: que es lo que causa un derrame cerebral.

No es bueno comparar nuestra vida con otros.

Las personas por lo regular suben lo mejor de sus vidas a Facebook. Y de hecho, no todo lo que suban será verdad. Cuando estás en línea, quieres terminar por mostrar el mejor lado tuyo, demostrar tu felicidad.

Pero puede que en la realidad no te encuentres demasiado bien, que en realidad te encuentres teniendo problemas. Sin embargo, las otras personas no lo saben, por lo que pueden terminar por creer tu historia.

Ahí radica el problema: algunas personas pueden estar leyendo la información que suben. Y empezar a tener envidia de esa vida tan buena y llena de triunfos. Esto puede no ser mentalmente saludable.

Y estarías estando envidioso de una vida que en realidad no es real. Estar pendiente todo el tiempo de una vida imposible puede terminar por levantar muchas sensaciones negativas en tu interior.

Problemas ocasionados por las redes sociales.

Provoca sensación de tristeza.

El punto anterior hablaba de envidia de las otras personas. Pero otro factor que provoca el estar tan pendiente de las redes sociales es una sensación de tristeza. Algunos estudios se han enfocado en conocer porque sucede esto.

Según han podido descubrir, pasar demasiado tiempo en Facebook por ejemplo puede elevar los estados de tristeza al dar la sensación de soledad. Después de todo, ver la red social es como un escaparate que no puedes tocar.

Estar en redes puede terminar por dar la sensación que te encuentras en contacto con muchas personas, que en realidad estás socializando mucho. Pero termina por dar el efecto contrario en muchísimas personas.

Sienten soledad, ya que no hay nada que pueda terminar por sustituir al contacto humano. Por esa razón, el pasar mucho en redes sociales da la sensación de aislamiento social. De poder estar con gente, pero a la vez no.

Provocar sensación de celos.

Y este es el último punto, pero hay que aceptarlo: podemos empezar a ponernos celosos de la vida de las otras personas. Ver como por ejemplo, ellos pueden pasar vacaciones en lugares donde nosotros jamás podríamos ir.

O ver por ejemplo como pueden salir a ciertos lugares a comprar y nosotros no podemos. El estar viendo esto todo el día puede terminar por causarnos celos, ira e impotencia. Algo que por supuesto, no es bueno para nuestro bienestar.

Incluso esto se puede volver un círculo vicioso: al estar lleno de celos, podemos empezar a “fabricar” nuestra vida perfecta, subiendo mensajes para demostrar algo que no somos. Y poder provocar envidia en otra persona.

Al final, será perjudicial para el que crea tu historia. Y para ti mismo, por estar inventando historias de este tipo, mintiendo y sabiendo para ti mismo que no es verdad. Nada saludable puede salir de todo esto.

Las redes sociales no son malas como algunos pueden terminar por decir. Pero también es verdad que hay que saber utilizarlas y tener moderación. Porque pueden terminar por causar diversos problemas bastante llamativos.

Leave a Reply