¿Qué es la crisis de la mediana edad? Ejemplos para reconocerla

Califica este post

¿Qué es la crisis de la mediana edad? Muchas personas hoy en día la padecen sin darse cuenta. Simplemente, tienen algo que no les deja feliz y estar en paz. Una molestia de fondo que les quita un poco el sueño.

Antes se encontraban bastante felices y contentos. Satisfechos con todos los días de su vida. Pero un día, comienza a haber una sensación de insatisfacción. Como que algo no cuadra, como que algo ha cambiado.

Muchas veces, el primer paso para salir de la crisis de la mediana edad es saber que la tienes. Porque de no aceptar el problema, este persistirá mucho más tiempo. No lo solucionarás ni superarás de ninguna manera.

Reconociendo los síntomas de la crisis de la mediana edad.

que es la crisis de la mediana edad

¿Estas padeciendo alguno de los siguientes síntomas?

Tus amigos ya no son lo que eran. O eso crees.

Es viernes por la noche y quieres salir a divertirte. Por lo tanto, es hora de reunir una vez más a la “banda” para que puedan salir a dar la vuelta. Empiezas a hacer algunas llamadas, esperando en un rato tener todo para la reunión.

Pero te empiezas a encontrar con varias respuestas que no esperabas. Algunos no pueden porque tienen que cuidar a su bebé. Otro porque esa noche no tiene dinero. Otro porque quiere quedarse a dormir temprano mejor.

Te molestas y piensas que son unos aburridos. Pero en ese momento te estás molestando con ellos porque están viviendo situaciones propias de su edad. Es posible que estés viviendo la crisis al no darte cuenta que la gente cambió.

Lee También  Tips para como quedarse dormido más rápido y descansar pronto

Que la disposición que tenían anteriormente ya no la tienen. Su edad y ocupaciones son distintas y por ese motivo ya no encuentran algunas actividades tan llamativas. O no están dispuestos a realizarlas por encima de otras.

Empiezas a hablar de arrepentimientos.

Estas hablando con alguien y un día dices que te arrepientes de jamás haber ido a nadar en las amazonas. O algo así. Un arrepentimiento por algo que no hiciste y que te nació de manera reciente el deseo de hacerlo.

Y al platicar de estos deseos, no lo dices tanto como planeando cuando lo vas a hacer. Lo dices más como enojado por no haberlo podido hacer. Aunque hablas de planes a futuros, la conversación va más de no haberlo hecho.

Estás dándote cuenta de manera subconsciente que tal vez por la edad ya sea difícil realizarlo. Lo sabes en el fondo, pero te enoja intentar aceptarlo. Eso es parte de la crisis: negar que hay cosas que ya no podrás hacer.

Comenzar a hacer ciertos deportes.

Cuando no te das cuenta de la crisis, quieres comenzar ciertos deportes. Y en el fondo piensas que ya es tarde para comenzar a hacerlos. Pero no oyes tu voz interior, lo niegas hasta cierto punto que pase.

Ciertos deportes de resistencia por ejemplo ya sería difícil que lo hagas a nivel competitivo. Tal vez para perder peso sí, pero no para estar ganando a otras personas con más experiencia. Parte de la crisis es no aceptar eso.

Pensar que en cualquier categoría podrías entrar porque en realidad sigues teniendo esa facilidad juvenil. Entender que el cuerpo empieza a tener ligeras limitaciones es parte de aceptar esa crisis. Entender que debes adecuarte a cada época.

Te puede ayudar igual: porque duelen las rodillas al caminar

Otras consecuencias por la crisis de la mediana edad.

También por esta situación es posible que:

Tratas de tener excesos a propósito.

No lo piensas abiertamente, pero tratas de realizar esos excesos que se hacen a cierta edad. Beber mucho, desvelarte, andar a máxima velocidad en el coche. Quieres sentirte ese rebelde que va con la vida intentando hacer lo contrario.

Lee También  Cómo reducir el estrés mental con técnicas simples

Ese ímpetu de juventud que es propio de cierta edad. El problema por supuesto, es hacerlo intentando exagerar, por el hecho de querer negar que cierta etapa se ha cerrado. Que es tiempo de pasar a otra cosa.

Es por eso que ves a personas comprándose autos deportivos en cierto momento. Todo eso es una especie de negación. Aunque igual podría ser una despedida. El problema es cuando no sabes porque haces ciertas actividades.

Buscar un amor con varios años menos que nosotros.

Es como querer demostrarnos que en realidad el tiempo no ha pasado. Que seguimos siendo todavía esos jóvenes. Por lo tanto, estaremos intentando ligar con alguien con varios años menos que nosotros.

Es una forma de intentar demostrarnos que todavía estamos en el mercado. Que no queremos una de nuestra edad porque ya está viejo o vieja, sino que queremos a alguien más joven. No aceptar porque lo hacemos es parte de estar en crisis.

En otro artículo hablaremos sobre la aceptación y saber cómo superar esta crisis. Lo importante es disfrutar cada etapa de la vida, porque si bien una tuvo sus momentos hermosos, las que vienen también lo tendrán.

Leave a Reply