Mitos de comer chile en el embarazo, ¿verdad o mentiras?

Califica este post

En muchos países comer chile es parte de la tradición. De hecho, muchas personas no pueden pensar en comer muchos de sus alimentos si no les echan algo de picante. Es parte de sus costumbres y siempre las respetan.

Por eso cuando una mujer queda embarazada, lo más seguro es que va a querer seguir consumiendo chile, porque ya está acostumbrada al sabor. Ahora bien, ¿esto puede traer alguna implicación negativa?

No está de más recordar que cuando una mujer se encuentra embarazada, debe cuidar mucho su alimentación. Todo lo que consuma terminará por afectar al bebé para bien o para mal, por eso hay que vigilarlo bien.

Mitos de comer chile en el embarazo.

mitos de comer chile en el embarazo

Bien, en realidad podemos contestar de manera directa que el chile no es causante de problemas en el embarazo. De hecho siempre podemos aprovechar los nutrientes que tienen pueden llegar a ser aprovechados.

Sin embargo, creo que merece una mejor explicación esto. Porque podemos decir que si puede haber problemas.

En realidad, está más relacionado a las consecuencias naturales de comerlo, que pueden llegar a afectarte. Vamos a ejemplificar con algunos casos.

Ver también: Conoce que es malo comer durante la lactancia.

Nauseas matutinas aumentadas.

Una de las consecuencias naturales de estar embarazada son las náuseas que tendrás por las mañanas. No pueden ser evitadas, por lo que terminarás por estarlas sufriendo todos los días. Pero podrían empeorar.

Así es, si te encuentras comiendo chile de manera constante, pueden terminar por hacerlas todavía peores. El chile es seguro, pero puede llegar a ser algo fuerte para tu estómago y se verá reflejado en las náuseas.

Por lo tanto, si al comer chile aumentaron, deberías suspenderlo. Como ves, no es ningún peligro para la salud. Pero terminará por ser bastante incómodo el estar todas las mañanas con este problema, pero aumentado.

Causar problemas acidez estomacal.

La acidez del estómago puede llegar a ser causada por diversas razones. Y el chile puede llegar a ser uno de ellos, sin ser especialmente perjudicial. Pero en algunas personas, puede terminar por reaccionar de esa manera.

Y es que de hecho, aunque en una situación normal no les cause ningún efecto, al estar embarazadas podría darse que sean todavía más propensas a subir la acidez. Es por eso que será bueno suspender si aumenta el problema.

Además, cuando el bebé crece de tamaño, puede empezar a empujar el estómago. Esto podría terminar por causar acidez.

¿Pero es seguro para mi hijo?

Como vez, aquí hablamos de problemas que pueden llegar a tener la madre directamente. Pero, el mayor temor por supuesto es que vaya a causar algún problema al pequeño en su desarrollo.

Los expertos coinciden que no causa ningún tipo de problema en los niños. De hecho, lo más que puede llegar a influir es que desarrollen el gusto por ciertas especias. Por así decirlo, se van a acostumbrando al picante.

Ahora, sobre el mito que ayuda al parto.

Hay un mito bastante popular que habla que estar comiendo chile hará mucho más sencillo el parto. Sin embargo, este mito bastante extendido en realidad no cuenta con ningún tipo de respaldo científico.

No hay estudio que demuestre que estar consumiendo chile haya ayudado de alguna manera, por lo que deberá ser tratado así, como mito. Es decir, se encontrará más basado en la fe y los resultados que tener un respaldo.

Por lo mismo, no se puede terminar por estar recomendando de ninguna manera consumirlo con ese fin.  Al mismo tiempo, tampoco hay evidencia que muestre que consumir chile en tiempos de parto vaya a traer algún tipo de problema.

Conclusiones.

En conclusión, el chile no es algo que vaya a dañarte durante el embarazo. Puedes llegar a comerlo sin ningún tipo de problema, si te gusta su sabor.

Pero recuerda que en esta etapa tu cuerpo suele ser más delicado, por lo que puede llegar a provocar algunos efectos secundarios temporales (como acidez), pero que no afectarán más allá de la incomodidad.

Tu hijo no tendrá ningún problema o malformación debido a ello, por lo que si deseas seguir consumiéndolo a pesar de una que otra incomodidad, no tendrá ningún tipo de problema.

Si este artículo te gustó, no dudes en usar las redes sociales para hacerlo llegar a tus conocidos.

Leave a Reply