Como quitar el dolor de ojos con remedios caseros

Califica este post

Los ojos al igual que cualquier otra parte del cuerpo, puede llegar a cansarse. Y no solo eso, sino que por diversas situaciones que nosotros nos provocamos, pueden llegar a doler. Incluso no tiene por qué ser un dolor demasiado intenso.

Puede el dolor limitarse a ser muy molesto, por lo que no podemos realizar nuestras actividades de manera correcta; o también puede ser cíclico, que todos los días tengamos que pasar por dicho dolor debido a lo que hacemos diario.

Es por eso mismo que ahora veremos varias maneras de cómo poder aliviar dicho dolor de ojos. De formas sencillas, algunos remedios caseros que lograrán que tu vista se sienta mucho mejor muy pronto.

Como quitar el dolor de ojos.

Remedios para el dolor de ojos.

Como quitar el dolor de ojos

Existen varios remedios que puedes aplicar para evitar que te sigan doliendo.

Puede ser que te haya entrado una basura.

Y si, para algunas personas puede sonar incluso gracioso que esta sea la primera razón, pero es que llega a ocurrir que se aloja una basura. Y podemos pensar que es algo malo que tiene el ojo y solo es este objeto que anda estorbando.

Lo más recomendable no es estar intentando meter el dedo en el ojo para quitar la basura, porque podríamos terminar por infectarnos. Es más recomendable intentar que nuestro propio ojo sea el que termine por sacarlo.

Puedes intentar pestañar varias veces, teniendo como objeto humedecer los ojos para que la basura salga por si sola. Toma en cuenta que incluso cuando esta basura se haya ido, la sensación de dolor puede persistir un poco más.

Refrescar los ojos con una tela.

Otra manera de poder refrescarles es ayudarles haciendo uso de agua. Lo mejor que puedes hacer es tomar alguna compresa y remojarla en agua fría. Deberás escurrirla bien, para poder quitarle todo ese exceso de humedad.

De igual manera, puedes poner compresas frías que tengan hielo. La idea detrás de este método es relajar los vasos de los ojos. De esta forma, lograrás reducir el dolor que pudo haberse causado por algún tipo de inflamación.

Ajusta el brillo de tus pantallas.

Si trabajas mucho frente a la computadora, uno de los motivos por los que puedes tener este dolor de ojos sería gracias a un brillo excesivo. Una luz demasiado brillante puede llegar a causar molestias a largo plazo.

Por lo tanto, podría ser una buena recomendación empezar a ajustar. Tampoco es bueno dejarlo tan oscuro al grado que tengas que esforzarte para ver que dice. Al moderado, que te permita observar con comodidad.

Remedios caseros para el dolor de ojos.

Elimina las fuentes de alergias.

Puede ser que nuestros ojos tengan alergia algún componente de nuestro alrededor. Por lo tanto, aunque nosotros intentemos remediar luego que comenzaron a doler, no nos servirá de nada si no acabamos primero con la fuente original.

Por lo tanto, primero tendremos que encontrar dicha fuente. Pueden ser de diferentes tipos, por ejemplo:

  • Es probable que de una ventana entre demasiado polen, dejando en el ambiente estas partículas que te causan molestias. Abrir menos la ventana o poner algún filtro puede ser la solución.
  • Podrías tener una alergia al polvo excesivo. Limpiar de manera adecuada el lugar podría terminar por dejar todo bastante más limpio y disfrutable. Y se iría la molestia.

Dolor por mucho trabajo.

Es probable que pases demasiado tiempo trabajando en la misma posición y tu vista quede fija en un lugar. O que tengas el monitor demasiado cerca de ti, lo que terminaría siendo la causa que tengas un cansancio excesivo.

¿Por qué no intentas reacomodar tu sitio de trabajo? De esta forma, puede ser que pongas el monitor en un lugar donde no tengas que forzar tanto la vista. O no lo tengas tan encima que te cause molestias.

Juega un poco con el acomodo del lugar en donde labores, podría ser esa la fuente de ese malestar diario.

Parpadea más seguido a conciencia.

El parpadear es un proceso automático que hacemos las personas. Pero aunque muchos no lo crean, al estar en una concentración muy alta esta función puede terminar por interrumpirse. No estar parpadeando de forma constante.

Debemos vigilar por nosotros mismos este comportamiento, ya que al estar trabajando de manera muy ardua, podríamos no parpadear. Esto causará resequedad y terminará causando molestias.

Cuídate de los ventiladores.

Una causa bastante común y que muchas personas no detectan, es estar con un ventilador encima de su vista. Tal vez trabajan con un ventilador de piso, que cada vez que gira termina por tirar aire a sus ojos.

Esto puede causar resequedad y dolor, por lo que si estás pasando por esa situación sería mejor que revises su ubicación. Es probable que alto tan simple haya sido lo que estaba causando la molestia desde el inicio.

¿Qué te parecieron estos remedios? Si piensas que pueden ayudar a alguien más, no dudes en compartirlos por medio de tus redes sociales.

Leave a Reply