Cómo reducir el estrés mental con técnicas simples

Califica este post

Si buscas formas de cómo reducir el estrés mental, hoy veremos algunas maneras de combatirla. Y es que al día de hoy, existen muchísimos problemas con los que tiene que lidiar la gente. Entre todas ellas, resalta por mucho el estrés excesivo.

Y es que no pueden escapar de él, se lo encuentran en su trabajo, al andar en coche, en su propio hogar, etc… estamos rodeados de situaciones estresantes todo el tiempo. Y no logramos encontrar una manera de escapar de ello.

El estrés puede terminar por verse reflejado de varias maneras, pero una de ellas es la que acumulamos en nuestra mente. Un cerebro estresado trabaja peor y además, realizamos mal nuestras funciones. Y por supuesto, estamos incómodos.

Por fortuna, existen varias maneras de poder reducir dicho estrés, las cuales veremos a continuación. Toma en cuenta que son actividades que deberás realizar de forma constante para poder ver los primeros resultados.

Maneras de cómo reducir el estrés mental.

cómo reducir el estrés mental

Sigue estos consejos para lograr calmar tu menta:

Practicar meditación más seguido.

Seguramente has escuchado sobre la meditación y sus beneficios. Pero al mismo tiempo, habrás pensado que es algo que solo algunos grandes maestros pueden hacer. O que requieres técnicas avanzadas para poder practicarla.

Y si bien es cierto que existen diversas técnicas para meditar mejor, en realidad puedes simplemente empezar y tener resultados. Una de las maneras más sencillas de hacerlo es ir la siguiente.

Ir a una habitación que se encuentra tranquila y solitaria. Gracias a ella, tendrás una mejor concentración.
Puedes cerrar los ojos. En ocasiones puedes poner música, en otras disfrutar del silencio o el sonido ambiente.
Elige un mantra que te haga relajarte. Una frase tipo “Siento mucha paz” o “Me amo a mi mismo/a”.

Lee También  Como puedo cuidar mi aparato respiratorio y evitar enfermedades

Vive en el momento que vives.

Suena lógico y obvio, pero no lo hacemos. Siempre vivimos pensando en lo que pasará mañana, la próxima semana, el próximo mes o incluso el próximo año. O mejor dicho: vivimos altamente preocupados por todo ello.

Y no con eso quiero decir que seas una persona que no se preocupe de nada. Lo que quiero decir es que cada problema tiene sus propios problemas con que lidiar. Deberás de lidiar con ellos a la vez, uno por uno.

Prepárate para el futuro y todo lo que venga. Pero viviendo cada día. Estar pensando demasiado a futuro hará que jamás descanse tu cerebro, porque estás poniendo el peso de toda tu vida al mismo tiempo en él.

Mejora tu respiración.

Respirar bien trae muchos beneficios a tu cuerpo. La respiración es tan vital que la estamos practicando las 24 horas del día. Pero para sorpresa de muchos, podríamos no estarla realizando de la manera correcta.

Al no oxigenar bien al cerebro, este terminará por trabajar de manera ineficiente. Y entre sus consecuencias estará funcionar mucho más estresado. Deberás tomarte un tiempo para intentar relajar tu mente.

Siéntate en una posición cómoda y toma un respiro hondo con la nariz. Siente como tu cuerpo se llena de aire, de oxígeno. Luego, expulsa el aire de manera lenta y tranquila. Hacerlo con calma para no hiperventilarte.

¿Qué otra cosa hacer para aliviar el estrés?

Existen más opciones para aliviar la carga mental.

Aléjate de las redes sociales.

Bueno, en realidad lo mejor sería moderarlas, porque hoy en día pasamos demasiado tiempo en ellas. ¿No sería prudente dejarlas un poco en favor de otras actividades? Muchas veces, pasar tiempo en ellas causa estrés.

Debido a que al estar viendo la vida de otros, podemos hacernos ideas equivocadas y ver mal nuestra propia vida. Pero toma en cuenta que las personas siempre mostrarán lo mejor de sí mismas en estas redes, incluso podrían inventar.

Lee También  ¿Es bueno comer fruta de noche o me darán algún problema?

Deja las redes sociales un poco si eres demasiado adicto a ellas. Te vas a terminar por sentir bastante mejor. Y no tengo nada contra las redes sociales, de hecho las uso activamente. Pero como todo en la vida, la moderación.

Hacer ejercicio despeja la mente.

Muchas veces estamos demasiado frustrados por diversas actividades. Nos duele la cabeza y quisiéramos lograr sentirnos mejor. Salir a correr puede terminar por ayudarnos, por ejemplo, a oxigenar de manera natural.

Cualquier actividad física que te haga sudar un poco y realizar esfuerzo estará bien.   A veces, cuando estamos demasiado estresados elegimos ver televisión o algo similar. Si puedes salir a hacer ejercicio, será mucho mejor.

Duerme bien, no te desveles.

Muchas ocasiones, debido al estrés laboral, podemos estar desvelándonos demasiado. Y eso al día siguiente, hará que nuestro cerebro esté todavía cansado. Podemos pensar que al desvelarnos avanzaremos más.

Y es probable, pero a la larga estaremos fatigando y estresando al cerebro por no dejarlo descansar. Por tal motivo, te invito a que tengas un horario bien establecido para poder ir a dormir.

De esta forma, estarás relajando tu cerebro lo suficiente y no estarás sufriendo de problemas derivados del agotamiento.

¿Qué te parecieron esas ideas? Si piensas que te pueden ayudar, no dudes en pasarlas a más personas para que de igual forma puedan aprovecharlas.

Leave a Reply