Remedios naturales para la tos en bebés y ayudarlos a dormir mejor

Califica este post

Los remedios naturales para la tos en bebés son algo que debemos de cuidar mucho y prestar atención. Existen muchos remedios para poder solucionar la tos, pero estos se encuentran pensados en adultos.

En cambio cuando nos encontramos en esta etapa de la vida, el cuerpo es mucho más delicado. Bastantes de los remedios pensados para adultos podrían terminar por ser contraproducentes. Es por eso que hay que informarse bien.

Por eso, antes de comenzar pido que si tu pequeño tiene tos, lo lleves al pediatra. Los remedios caseros que voy a informar a continuación son buenos y funcionan. Pero siempre deben tomarse como una alternativa y no como la solución definitiva.

Pienso que podrían ser usados en caso de no poder ir al médico pronto o alguna situación en la que no puedan tener esa atención pronto. Pero por mientras, lograr calmarle los síntomas que le pueden lastimar la garganta.

Ya con todo esto dicho, comencemos:

¿Cómo curar la tos en niños?

remedios naturales para la tos en bebes

Si quieres calmar su tos:

Empieza con gotas con solución salina.

Uno de los principales problemas de tener tos es que podría ser a causa de la gripa. Y con eso tener la nariz tapada, dándole muchos problemas para poder respirar. Si quieres mejorar su bienestar, usa solución salina.

Unas cuantas gotitas permitirán hacer que el moco se afloje para lograr sacarlo. Para un niño más grande podría ser ideal sonarle la nariz. Pero para un bebé, podría probar con una bombilla especializada que te permita sustraerlo.

Esta bombilla la vende en farmacias, deberás preguntar por una que sea especial para bebés.

Aumente la cantidad de líquidos que le da.

Cuando viene la tos, la garganta puede terminar bastante lastimada. Una de las mejores acciones que puedes realizar para tenerla en las mejores condiciones, es aumentar la cantidad de líquidos. Su paso por la garganta será todo un alivio.

Puede ser agua por supuesto, pero puedes optar por algunas variedades como pueden ser jugo de manzana, sopa de pollo. Es importante señalar que esto deberá ser para mayores de 6  meses, porque antes de eso debería ser a base de leche materna.

Tenga un poco más levantada la cabeza del bebé.

Cuando se tiene tos y gripe, la posición en que tenga la cabeza ayudará mucho a tener mayor comodidad. Para un bebé, puede resultar difícil estar tosiendo con la cabeza totalmente pegada a la cama. Pero no sabrá como remediarlo.

Una forma de poder solucionarlo será poner debajo de su cabeza una almohada bastante pequeña que permita alzarla. Y en caso de tener la nariz tapada por ejemplo, le permitirá tener una mejor respiración.

¿Qué hacer cuando un bebé tiene tos?

Otras ideas a realizar son:

Pone ungüento en el pecho.

Es un clásico que varias generaciones de madres han utilizado. ¿Y sabes qué? Funciona demasiado bien como para dejarlo fuera de esta lista. Porque seguramente varios de los que aquí estamos crecimos y vivimos mejor con ello.

Estos ungüentos de eucalipto los venden en frascos y cuya sustancia puede llegar a ser colocada en el pecho del pequeño. Sin embargo, existe otra forma de poder sacarle todavía más provecho.

Y es colocar este ungüento en agua caliente para dejar que los vapores lleguen hasta él. No tienes que hacer que el niño huela exclusivamente eso, simplemente dejarlo cerca. Y no vayas a dejar luego de eso le caiga aire fresco.

Poner cebolla cerca del pequeño al dormir.

Este es otro truco que no muchas personas conocen y es que puedes hacer uso de cebolla para que pueda dormir mejor. Es solo cuestión de cortar una rodaja y dejarla cerca de donde se encuentra durmiendo el pequeño.

La cebolla tiene en su olor algunos elementos que ayudarán a que pueda respirar mucho mejor. Este es un truco bastante viejo que algunas abuelas todavía usaron. Pues bien, este es un clásico que no debe morir, porque es efectivo.

También aprende a cómo calmar un ataque de tos, pero en adultos.

¡Deja de fumar en casa!

Este si bien no es un remedio directo, sí que puede llegar a influir. La mayoría de personas saben que fumar frente a un bebé es malo. Pero por eso lo siguen haciendo en otro cuarto, alejado del pequeño.

Sin embargo, el gran problema es que aun así muchos de esos olores podrían llegar en algún momento hasta el hijo. Hay que hacer un pequeño sacrificio y dejar de fumar por completo durante la temporada que haya la tos.

Humidificar la habitación.

Otra buena idea es que para darle las mejores condiciones, humidifiques la habitación. Existen varios en el mercado que te permitirán realizar esta acción para mejorar el ambiente. La humedad puede estarle causando problemas.

De esta forma, su cuarto estará en mejores condiciones para poder respirar de una manera tranquila. Además, no es una alternativa a ello hacer uso de calefacción. Ese aire caliente puede ser malo para las mucosas.

Leave a Reply