¿Tomar refresco en el embarazo hace daño?

Califica este post

Tomar refresco o soda no es de las mejores prácticas que puedas hacer por tu salud en cualquier situación. Contiene algos niveles de azúcar, gases, cafeína, etc…por lo que su consumo en realidad no es lo más recomendable.

Sin embargo, cuando una mujer se encuentra embarazada siempre hay que tener cuidados extra en todos los aspectos. Porque todo lo que consuma no solo repercutirá en su propia salud, sino la de su hijo.

Por tal motivo, hoy nos centraremos en investigar sobre el refresco. ¿Qué tanto puede llegar a repercutir en la salud de una mujer que espera un hijo? Eso vamos a verlo a continuación, para saber que hacer al respecto.

¿Tomar refresco en el embarazo hace daño?

tomar refresco en el embarazo hace daño

Durante el embarazo sabemos que hay ciertas bebidas que deberíamos dejar de lado, como puede llegar a ser el café. Pero el refresco es otro que deberíamos también considerar, que de hecho tiene también niveles de cafeína considerables.

El detalle es que contienen altos niveles de azúcar, que pueden dañar incluso a largo plazo tanto a la madre como al pequeño.  Cuyas consecuencias podrían no verse de manera inmediata, sino incluso varios años después en la vida.

Estudios recientes de la American Thoracic Society, han encontrado que tomar en exceso bebidas de este tipo durante el embarazo, puede causar desarrollo de asma en pequeños de 7 a 9 años. Consecuencia que aparece muchos años después.

El estudio todavía se encuentra en desarrollo, por lo que no puede tomarse todavía como cierto. Pero algunos grupos de control han comprobado una relación entre haber bebido refrescos en la etapa de embarazo con un desarrollo asmático posterior.

Lee También  Como controlar la ira en el trabajo y evitar problemas

Hasta ahora, se piensa que el problema se encuentra relacionado al efecto que la fructuosa puede llegar a influir en la salud de los pulmones.

Vale la pena recalcar una vez más que estos resultados son solo observacionales y porcentuales.  A fecha de hoy, no se ha encontrado una relación directa entre los niños asmáticos y el consumo de la fructuosa del refresco.

Aprende que hacer para tener un embarazo saludable y feliz.

¿Beber refrescos en el embarazo afecta al bebé?

Otras consecuencias que si pueden ser más comprobadas es que el consumo de refrescos afecta al sistema nervioso. Esta es una consecuencia que todos podemos llegar a padecer, pero una mujer embarazada sufrirá de manera particular.

Debido al aumento de cafeína y clonidina, empezará la mujer a tener algunas consecuencias como:

  • Agitación en la respiración.
  • Corazón agitado
  • Insomnio prolongado
  • Irritabilidad.

Y eso es algo que podemos ver de manera directa. La cafeína va a terminar por atravesar la placenta y llegar hasta el cuerpo del bebé.

En este caso, terminará por tener efectos negativos en el desarrollo de sus huesos, así como el desarrollo de otros órganos. Esto puede repercutir en diversas malformaciones o también tener un bajo peso al nacer.

Eso aplica también para las madres, que al estar consumiendo el refresco pueden terminar por ver una disminución de calcio en sus propios cuerpos. Esto una vez más, terminará por repercutir de manera directa al pequeño.

Otro riesgo relacionado es que también en algunos casos se puede llegar a dar el parto prematuro. Como ves, el tomar refresco sí que termina por afectar de manera directa la salud del pequeño que está por nacer apenas.

¿Entonces el refresco está prohibido para una embarazada?

No precisamente.

A pesar de todo lo dicho anteriormente, se termina por aplicar más que nada a las mujeres que toman esta bebida de manera recurrente todos los días. Que tienen la costumbre de tenerlo como un acompañante para todas sus comidas.

Lee También  ¿Es bueno comer fruta de noche o me darán algún problema?

Y si bien es cierto que lo preferible sería que no consuma refresco mientras se encuentra embarazada, también es verdad que puede llegar a consumirse, pero con moderación. Un poco de vez en cuando no terminará por hacer daño.

De hecho, no me atrevería a dar una dosis recomendada, pero piensa en algo así como una vez por semana. O cuando vayas a un evento, en donde quieras darte el gusto de poder tomar un poco porque todos lo hacen.

Además, si estas bebiéndolo, también deberás de haber tenido una dieta saludable. Es decir, estar tomando buenas cantidades de agua, comiendo frutas y verduras, todo lo que pide una dieta saludable.

Mi recomendación última es que si tienes dudas acudas con tu ginecólogo o un nutriólogo especializado. Estos consejos están dados para todas las mujeres en general, pero nunca descartes situaciones en particular.

En donde un cuerpo pueda terminar por reaccionar de manera diferente a como lo hace la mayoría. En algunos casos, este tipo de bebida podría terminar por estar totalmente prohibida para el consumo.

Recuerda que es una pequeña prohibición que tendrás que llevar por ahora, pero todo por el desarrollo del pequeño. Si esta información te sirvió de algo estos datos, no dudes en compartir con otras personas.

Leave a Reply