¿Cuál es la relación de la toxoplasmosis y el embarazo? – Toxoplasmosis congénita

¿Cuál es la relación entre la toxoplasmosis y el embarazo? Para poder hacer esto, lo primero será definir que es la toxoplasmosis. Y saber cómo repercute esto en el embarazo. Ya que no es una condición de conocimiento general.

De hecho, es posible que para muchas personas sea la primera vez que escuchan sobre ello. Pero la realidad es que es bastante más común de lo que pudiera parecer, por lo que se debe aprender a lidiar con ello.

Conociendo la relación entre toxoplasmosis y el embarazo.

¿Qué es la toxoplasmosis? Debes saber que en primer lugar, es una infección que puede terminar por padecer cualquier persona, en cualquier momento. O siendo más amplios, cualquier ser vivo, pues también lo pueden padecer animales.

Es un micro organismo que termina por introducirse en los seres vivos, se le considera un parásito intracelular. Y el mayor problema que tiene es su persistencia, pues una vez introducido en un cuerpo, quedará de por vida.

En ocasiones podrá quedar inactivo, pero la realidad es que se quedará de forma latente de por vida. Puede pasar por lo tanto desapercibido sin hacer nada ni ningún tipo de daño a nadie. Simplemente, está ahí.

toxoplasmosis y el embarazo

¿Cómo se contagia la toxoplasmosis?

Debes saber que este parásito no se contagia por medios aeróbicos. Para poder obtenerlo, debes haberlo ingerido o algún otro modo en donde entre directamente al cuerpo.

Lee También  Consejos sobre que hacer para tener un embarazo saludable y feliz

Algunos de los casos más habituales son:

  • Ingerir comida que se encuentre contaminada.
  • Por medio de una transfusión de sangre.
  • Por medios placentarios, durante el embarazo.

Este último es el que más nos enfocaremos en este artículo. Ya que una forma común que un pequeño pueda terminar por adquirirlo es durante el embarazo.

¿Cuáles son los principales síntomas de la toxoplasmosis?

Una vez que entra el parásito, algunos de los síntomas más comunes son:

  •  Dolores de cabeza
  • Fiebre
  • Dolor muscular y de garganta
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.

¿Qué es la Toxoplasmosis congénita?

Es el nombre que recibe en específico el contagio realizado de madre a hijo. Una madre puede terminar por contagiar al  pequeño, sin que ella se haya dado cuenta antes que tiene este padecimiento.

Algunas de las consecuencias de haberlo pasado son:

  • Bajo peso del recién nacido.
  • Problemas en la visión.
  • Erupciones cutáneas desde el nacimiento.
  • Daños oculares.
  • Discapacidad intelectual y convulsiones.
  • Medidas de prevención.

Lo mejor que puede hacerse para evitarse es estar haciéndose exámenes de manera constante durante el periodo de gestación. Todo para poder detectar a tiempo la presencia de estos parásitos en el cuerpo de la madre.

Se deberán realizar pruebas de plaquetas y tejidos. Es importante realizar todos estos estudios antes que termine el primer trimestre de la gestación. En caso contrario, puede tener complicaciones graves.

La toxoplasmosis y el embarazo son una relación peligrosa, que puede tratarse con prevención. En muchos casos, los estudios de rigor permiten detectar todos estos problemas.

Pero no realizarse estudios a tiempo puede terminar por causar la transmisión al infante y que cause problemas que mantendría de por vida.